22 de juny 2009

Te echo de menos.



Llevo ya unos cuantos dias sola.Desde que tú y los niños , os fuisteis de vacaciones,no he tenido ni un momento de respiro. Al principio estaba bien , pues tenía mucho trabajo en la oficina acumulado y no tener que mirar el reloj, era liberador, tranquilizante.
Al principio ,estaba bien llegar a casa y tumbarse sin oir un ruido o un"¡mamá!"o una pelea o una risa . Al principio, estaba bien poder ser yo dueña de mi tiempo , poder usar el baño sin prisas y cambiar el canal sin malas caras .Al principio ,estaba bien no tener que pensar "qué haré hoy para cenar ?"Al principio estaba bien. Utilizar tu lado de la cama y poner la radio a todo volumen ,aunque dieran las noticias.Al principio, estaba bien .
Pero hoy a pasado . Sí ,ha pasado .Me sorprendió , casi sin darme cuenta . Vino así , sin más y no he podido evitarlo .
Después de tantos dias de trabajo intenso , casi sin descanso , de horas y horas delante del ordenador , de idas y venidas frenéticas para tenerlo todo preparado para el mes de julio.Después de tanto dolor de cabeza, de tanto dolor de espalda por mi mala postura delante de la pantalla ,por querer hacer todo y más.Después de varias conversaciones con amigas, de cumplir con las visitas que debía.Después del masaje prometido .Después de hacer lo que quería hacer hace mucho tiempo y no podia por falta de tiempo ... Después de todo,entre lágrimas ,me he dado cuenta: TE ECHO DE MENOS

3 comentaris:

  1. I no és bonic adonar-se´n d´això??? De que un pot estar molt bé sol però...saber que quan arribes a casa t´espera algú...és molt maco això.

    ResponElimina
  2. Ay, Nena, que me hacés lagrimear!!!
    Qué hermoso y qué romántico, seguramente él también te está extrañando muchísimo, seguramente cuando lea este post va a emocionarse muchísimo.
    A veces vienen bien unas vacaciones separados, para relajarse, para el tiempo propio, para disfrutar de pequeñeces con una misma. Pero pasados unos días ya se extraña. Y que se extrañe es signo de que el amor es muy fuerte y verdadero.
    Ya vendrá, prontito. Ya disfrutarás escuchándo a los niños con sus anécdotas y todo lo que tengan para contarte, y volverás a estar con él y se pondrán al día de tanto extrañarse mutuamente.
    Ya prontito vas a dejar medio abandonado el blog, y yo me voy a poner muy contenta porque sabré que estás felizmente ocupada con él.
    Un abrazote inmenso, y gracias por compartir algo tan profundo y verdadero.

    ResponElimina